miércoles, 27 de marzo de 2019

Mensaje del Día Mundial del Teatro 2019


Mensaje del Día Mundial del Teatro 2019
27 de marzo de 2019
por Carlos Celdrán
(Director y dramaturgo)

Antes de mi despertar en el teatro, mis maestros ya estaban allí. Habían construido sus casas y sus poéticas sobre los restos de sus propias vidas. Muchos de ellos no son conocidos o apenas se les recuerda: trabajaron desde el silencio, desde la humildad de sus salones de ensayo y de sus salas llenas de espectadores y, lentamente, tras años de trabajo y logros extraordinarios, fueron dejando su sitio y desparecieron. Cuando entendí que mi oficio y mi destino personal sería seguir sus pasos, entendí también que heredaba de ellos esa tradición desgarradora y única de vivir el presente sin otra expectativa que alcanzar la transparencia de un momento irrepetible. Un momento de encuentro con el otro en la oscuridad de un teatro, sin más protección que la verdad de un gesto, de una palabra reveladora.

Mi país teatral son esos momentos de encuentro con los espectadores que llegan noche a noche a nuestra sala, desde los rincones más disímiles de mi ciudad, para acompañarnos y compartir unas horas, unos minutos. Con esos momentos únicos construyo mi vida, dejo de ser yo, de sufrir por mí mismo y renazco y entiendo el significado del oficio de hacer teatro: vivir instantes de pura verdad efímera, donde sabemos que lo que decimos y hacemos, allí, bajo la luz de la escena, es cierto y refleja lo más profundo y lo más personal de nosotros. Mi país teatral, el mío y el de mis actores, es un país tejido por esos momentos donde dejamos atrás las máscaras, la retórica, el miedo a ser quienes somos, y nos damos las manos en la oscuridad.

La tradición del teatro es horizontal. No hay quien pueda afirmar que el teatro está en algún centro del mundo, en alguna ciudad o edificio privilegiado. El teatro, como yo lo he recibido, se extiende por una geografía invisible que mezcla las vidas de quienes lo hacen y la artesanía teatral en un mismo gesto unificador. Todos los maestros de teatro mueren con sus momentos de lucidez y de belleza irrepetibles, todos desaparecen del mismo modo sin dejar otra trascendencia que los ampare y los haga ilustres. Los maestros de teatro lo saben, no vale ningún reconocimiento ante esta certeza que es la raíz de nuestro trabajo: crear momentos de verdad, de ambigüedad, de fuerza, de libertad en la mayor de las precariedades. No sobrevivirán de ellos sino datos o registros de sus trabajos en videos y fotos que recogerán solo una pálida idea de lo que hicieron. Pero siempre faltará en esos registros la respuesta silenciosa del público que entiende en un instante que lo que allí pasa no puede ser traducido ni encontrado fuera, que la verdad que allí comparte es una experiencia de vida, por segundos más diáfana que la vida misma.

Cuando entendí que el teatro era un país en sí mismo, un gran territorio que abarca el mundo entero, nació en mí una decisión que también es una libertad: no tienes que alejarte ni moverte de donde te encuentras, no tienes que correr ni desplazarte. Allí donde existes está el público.

Allí están los compañeros que necesitas a tu lado. Allá, fuera de tu casa, tienes toda la realidad diaria, opaca e impenetrable. Trabajas entonces desde esa inmovilidad aparente para construir el mayor de los viajes, para repetir la Odisea, el viaje de los argonautas: eres un viajero inmóvil que no para de acelerar la densidad y la rigidez de tu mundo real. Tu viaje es hacia el instante, hacia el momento, hacia el encuentro irrepetible frente a tus semejantes. Tu viaje es hacia ellos, hacia su corazón, hacia su subjetividad. Viajas por dentro de ellos, de sus emociones, de sus recuerdos que despiertas y movilizas. Tu viaje es vertiginoso y nadie puede medirlo ni callarlo. Tampoco nadie lo podrá reconocer en su justa medida, es un viaje a través del imaginario de tu gente, una semilla que se siembra en la más remota de las tierras: la conciencia cívica, ética y humana de tus espectadores. Por ello, no me muevo, continúo en mi casa, entre mis allegados, en aparente quietud, trabajando día y noche, porque tengo el secreto de la velocidad.

Carlos Celdrán

Sobre el Día Mundial del Teatro.
 
El “Día Mundial del Teatro”, que se celebra cada 27 de marzo, fue creado a iniciativa del Instituto Internacional del Teatro (ITI) en 1961, con la finalidad de poner en valor el teatro como manifestación artística indispensable y fundamental para el individuo y las sociedades.

lunes, 10 de septiembre de 2018

miércoles, 18 de julio de 2018

¡FELIZ VERANO!

 
Llega el verano y también las vacaciones en TEJ.

Tras un curso de trabajo y aprendizaje, nos despedimos de este 2017/18 con #MuéstraTEJ18 y el homenaje al #SiglodeOro #SiglodeAhora 

Gracias a los alumnos que han disfrutado con nosotros de este maravilloso año.

¡Volvemos en septiembre!


martes, 22 de mayo de 2018

¡MUÉSTRATEJ18! SIGLO DE ORO SIGLO DE AHORA


¡Ya queda menos para que comience MuéstraTEJ18!

Muestra Cursos Teatro Estudio Jerez 2017/18.


Este año, la muestra gira en torno a... ¡Siglo de Oro, Siglo de Ahora!

Del 5 al 28 de junio de 2018 en Sala Paúl Jerez.

¡TEJ esperamos!

jueves, 11 de enero de 2018

ALCÁZAR EN FAMILIA. VEN DESCUBRE CONOCE.

Este 2018 volvemos al Alcázar de Jerez con nuestras visitas teatralizadas para toda la familia.


"Dragones en el Alcázar" es una original propuesta en la que los visitantes podrán disfrutar de un espectáculo teatral multimedia y una yincana por el Alcázar.

Dragones, acertijos y adivinanzas, una leyenda, un astrónomo y un Marqués son parte de una experiencia inmersiva para ver, descubrir y conocer nuestro patrimonio.

Tres serán las fechas en las que niños y adultos podrán descubrir y conocer el "tesoro" que se esconde más allá de los muros del recinto amurallado: sábado 13 de enero, sábado 3 de febrero y sábado 3 de marzo.

A las 11.00h y a las 12.30h son los pases previstos de la visita, con una duración aproximada de 75 minutos y una entrada única de 8€ (menores de 3 años no pagan).

Reservas por mail info@tejproducciones.com o por teléfono 626 602 967.

¡TEJ esperamos!

domingo, 17 de diciembre de 2017

"CUENTO DE NAVIDAD" EN SALA COMPAÑÍA (JEREZ)


Estas Navidades serán de cuento...
"Cuento de Navidad" de Charles Dickens en Sala Compañía (Jerez).

 
Viernes 22 de diciembre 18.00h y sábado 23 de diciembre 12.00h y 18.00h.


Entrada única 4€. Edad recomendada: a partir de 6 años. 


Venta de entradas: Teatro Estudio Jerez (C/ Traviesas s/n Jerez) y en Sala Compañía los días de representación.


El viejo y avaro Sr. Scrooge no cree en la Navidad. Pero los espíritus de las navidades pasadas, presentes y futuras le mostrarán el verdadero sentido y la importancia de estos mágicos días.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Teatro y Escuela: ¿por qué es importante el teatro en las ulas?

Mientras el teatro no sea una asignatura obligatoria en los colegios, desde TEJ seguiremos dando la oportunidad  a niños y jóvenes de aprender y disfrutar del teatro en nuestra escuela.

¿Queréis saber por qué es importante el teatro en niños y adolescentes?

Aquí algunas razones:

"Es un aprendizaje basado en el juego y la emoción: Según la pedagogía y la neurociencia, el juego y la emoción son condiciones indispensables para el aprendizaje significativo. Por lo tanto, el teatro conlleva una metodología de aprendizaje natural en el ser humano.

Es transversal: El teatro conecta múltiples áreas de conocimiento, desde la literatura, la historia y la música hasta la estadística. "Recientemente he conocido la experiencia de un grupo escolar que tiene un equipo que se dedica a recoger datos de asistencia de público a funciones escolares. Pretende hacer una media de asistencia para calcular a qué precio deben poner las entradas si quieren recoger suficiente dinero para el viaje de final de curso", explica Castillo.

Promueve el dinamismo en el aula: Esta expresión artística canaliza la energía, fomenta la espontaneidad, la pasión y la creatividad, y permite desarrollar la inteligencia cinegética.

Contempla todos los tipos de inteligencia: Pone en marcha habilidades muy diversas y valora aspectos del alumnado que, generalmente, no aprecia el sistema educativo.

Favorece el trabajo cooperativo: El aprendizaje cooperativo es probablemente el paradigma educativo mejor documentado. Entre sus múltiples virtudes nombraré una a modo de ejemplo: incrementa la satisfacción de los estudiantes con la experiencia de aprendizaje y promueve actitudes positivas hacia el estudio.

Empodera al alumno: Gracias al teatro el estudiante es coautor de su propio proceso de aprendizaje."

Si queréis leer la info completa, podéis hacerlo en este enlace https://blog.educaixa.com/es/-/las-seis-razones-por-las-que-vale-la-pena-estudiar-teatro-en-el-colegio

(Fuente Blog Educaixa).